“Nunca había tenido equilibrado mi peso, por lo que tanto subir y bajar, provocaron que mis senos se cayeran. Ya desde hace unos años mi peso se ha mantenido, por lo que hace unos 3 años comencé la búsqueda de un cirujano plástico para corregir mis senos, vi varios cirujanos, unos que sólo querían operar para ganar el dinero, en lugares donde ni siquiera había urgencia, otros que querían aumentar el tamaño de mi busto con enormes implantes… hasta que llegué a manos del doctor Cisternas, él me explicó el procedimiento que necesitaba, que era una mastopexia, me indicó que tendría cicatrices, y todo lo relacionado… un amor de persona y siempre preocupado, gracias a Dios, las cicatrices son mínimas, y estoy tan conforme con el resultado, que sigo atendiéndome con él, y lo seguiré haciendo, un profesional y carismático. Estoy muy agradecida.”

es_ESSpanish
es_ESSpanish